Ministerio de Transporte entregará $1.300 millones al año para rebajar pasajes Tomé-Concepción

En Tomé hay cerca de 120 taxibuses.
Los $900 que deben cancelar los cerca de 23 mil tomecinos por viajar a sus lugares de trabajo en Concepción son una de las tarifas de transporte público más caras de Chile.

Considerado un viaje ida y vuelta durante 27 días al mes son en total 48.600 pesos los que un trabajador tomecino debe pagar por concepto de movilización, eso si es que no debe viajar a otra comuna del Gran Concepción. Una cifra que significa más de la cuarta parte de su sueldo para aquellos que ganan el sueldo mínimo.

Es por esta razón que las autoridades municipales y la propia comunidad desde hace varios años que está intentando que el Ministerio de Transporte les entregue un subsidio al transporte público, al igual como ocurre con los buses del sistema licitado del Gran Concepción.

Pese a los numerosos intentos de que los empresarios tomecinos se incorporen a este sistema licitado -lo que les significará ventajas, pero también les impone ciertas obligaciones- hasta ahora no se ha logrado un acuerdo con ellos.

El seremi de Transportes, César Arriagada, se comprometió a que durante el año 2017 entrará en vigencia este sistema, al que se espera se inscriban los cerca de 120 buses que agrupados en seis líneas sirven el recorrido Tomé-Concepción, para lo cual el Gobierno les entregará un subsidio total de 1.300 millones de pesos al año. Sin embargo, indicó que dependerá en definitiva del número total de buses que queden dentro de este sistema, para poder calcular el monto de la rebaja de los pasajes que recibirán los tomecinos.



Entradas populares