Otra vez la Cuesta Caracoles de Tomé demuestra que es un peligro

Conaf trabajó en la Cuesta Caracoles. (Foto de Félix Quiroga)
La caída de un gran árbol sobre la calzada, que por milagro no causó ningún accidente, pero que obligó a desviar todo el tránsito por la variante, vino a demostrar una vez más que la Cuesta Caracoles de Tomé es un peligro para sus habitantes que la transitan a diario y que se requiere en forma urgente un proyecto para reemplazarla.

El incidente ocurrió cerca de las 7 de la mañana de hoy, cuando aún estaba oscuro, sin que por fortuna ningún vehículo transitara en el momento en que se produjo la caída del enorme árbol. Sin embargo, el problema obligó a suspender el tránsito por la Cuesta Caracoles y desviarlo por la variante.

Personal municipal y de CONAF se hicieron presentes para retirar el árbol, sin embargo, los expertos advirtieron que existían otros cinco árboles de similares dimensiones, que también estaban a punto de caer por el cerro, por lo que debían ser cortados también, por el riesgo de generar un accidente.

Sin embargo, debido a la lluvia fue difícil trabajar para el personal de CONAF, por lo que las faenas continuarán durante la jornada de mañana viernes, lo que significa que recién el sábado se reestablecerá el tránsito por la Cuesta Caracoles.

A través de las redes sociales los tomecinos hicieron notar su molestia por esta situación y plantearon la necesidad de que el cerro Caracol sea reforestado con especies nativas, para mejorar su estabilidad.

También se espera que el Ministerio de Obras Públicas inicie durante este año los estudios de una segunda variante a la Cuesta Caracoles, cuyo diseño se comprometió a financiar el Gobierno Regional.

Entradas populares