Tomé requiere revisar su Plan Maestro de Aguas Lluvias

Egaña esquina Sargento Aldea. (Foto de concejal Hidalgo en Facebook).
Las recientes inundaciones que han afectado a la comuna, impidiendo el tránsito en pleno centro de la ciudad, y poniendo en riesgo a poblaciones enteras en el caso de Bellavista y Dichato, hacen necesario revisar el Plan Maestro de Aguas Lluvias, que es responsabilidad de los ministerios de Vivienda y de Obras Públicas.

Los casi 69,6 milímetros de agua que cayeron en Tomé en la jornada de ayer mostraron la incapacidad de los colectores existentes de evacuar en forma eficiente las aguas lluvia desde las zonas urbanas, lo que significa un grave riesgo para la población.

En la comuna cerca de 30 familias resultaron con sus casas inundadas y debieron ser albergadas en casas de familiares. Para ellas el Gobierno anunció la entrega de cinco mediaguas, para los casos más complejos, además de kits de artículos de aseo y canastas familiares.

Desde la Municipalidad de Tomé se informó que la alcaldesa Ivonne Rivas Ortiz dirigió ayer los trabajos realizados por el municipio para ir en ayuda de los vecinos más afectados por el temporal que azotó a la comuna. Entre los puntos más críticos estuvo la inundación que seis viviendas en el sector Centenario, lugar al que acudió la jefa comunal en compañía del director Regional de Vialidad, Rinaldo Marisio.

Según explicó la alcaldesa Ivonne Rivas “producto de las intensas lluvias, hubo un desborde del canal Centenario, lo que afectó a los vecinos que viven en ese sector. Estuvimos con el director de Obras Hidráulicas y representantes del MOP y acordamos que se abordará la solución a través de emergencias y canalizando el estero”.

Además, cuadrillas del municipio se hicieron cargo de encauzar el estero para que no fluyera hacia donde se ubican las viviendas. Este trabajo se realizó durante casi toda la mañana.

Rivas expuso que “esto se debería hacer lo más rápido posible, según nos explicó la autoridad. Agradecemos, por cierto, al gobierno la disposición para resolver a la brevedad esta problemática que afecta a nuestros vecinos”.

Con respecto a otros problemas en la comuna, la alcaldesa destacó que “hemos tenido derrumbes, deslizamientos de terreno y voladuras de techo en sectores altos de la comuna. Hemos estado monitoreando durante todo el día el cauce del estero Bellavista, el que nos ha dado problemas en el pasado. Estuvimos allí también con Obras Hidráulicas y ya se trabaja un terreno para instalar muros de contención en el sector La Vega”.

Según estimaciones de la Oficina de Emergencias, un total de 30 familias, aproximadamente, fueron afectadas por distintas situaciones en este frente de mal tiempo. El municipio seguirá monitoreando la comuna mientras duren las condiciones climáticas adversas.

Finalmente, la alcaldesa Ivonne Rivas agradeció a “todos los funcionarios que se desplegaron desde el primer momento para ayudar a nuestros vecinos. Al gobierno por su buena disposición y a Bomberos y Carabineros por el excelente trabajo que han realizado en conjunto con nuestra municipalidad”.

Entradas populares