Tomé recibió con alegría a su nuevo cura párroco: Germán Hermosilla

Por Larry Henríquez.

Al comenzar la celebración, el decano del decanato Costa Norte, padre Marcelo Bustos, leyó el decreto de nombramiento que designa al nuevo párroco. Seguidamente, el padre Germán Hermosilla realizó la profesión de fe ante el arzobispo.

En su homilía, monseñor Chomali destacó que los obispos y sacerdotes son de la Iglesia, no de una comunidad en particular. Sería triste, dijo, “que se aferraran a la figura del sacerdote y no a Dios, porque nosotros somos siervos inútiles, y sólo hacemos lo que tenemos que hacer”. A continuación presentó al padre Pedro Flores, que se incorporará a la vida de la parroquia, y a las hermanas redentoristas que comenzarán su apostolado en Tomé.

El pastor hizo un llamado a la comunidad, señalando que se tiene fe en Dios en la medida que existe preocupación por los pobres. “Jesús atendió a los pobres, a las viudas, a los necesitados. Ése es el camino que se nos pide y seguiremos en él. Además, el Papa Francisco nos dice que no hay que balconear la vida sino que primerear, ser una Iglesia que hable de Dios con alegría y esperanza, con conciencia profética para trabajar por la justicia y la paz”. Al concluir su mensaje, recordó que el martes 1 de septiembre se bendecirá la Casa de Acogida padre Ángel Jiménez, que brindará alojamiento a los familiares de pacientes internados en el hospital regional de Concepción, que deben concurrir desde muy lejos para realizar las visitas. Asimismo, pidió a los fieles que cuidaran al nuevo párroco, a los sacerdotes Pedro Osses y Pedro Flores, y al diácono Wladimir. También a mí, señaló, “para que no seamos gerentes de una empresa religiosa sino servidores de la Iglesia”.

Antes de finalizar la Eucaristía, monseñor Chomali presentó al párroco los lugares donde le correspondería desempeñar su ministerio sacerdotal: el altar, el santísimo, la pila bautismal y el confesionario. Por último, el padre Marcelo Bustos dio lectura al decreto de toma de posesión de la parroquia.

Culminada la celebración, entre los saludos de los fieles, el padre Germán dijo estar feliz por haber asumido en la comunidad de la parroquia Nuestra Señora de la Candelaria de Tomé. “Tengo muy buenos colaboradores como el padre Pedro Osses, el padre Pedro Flores y el diácono Wladimir. Es una comunidad muy hermosa y organizada, con mucha vida pastoral y juvenil, así es que simplemente tengo que hacer lo que me pide el Sínodo, caminar junto a ellos”.

Entradas populares