viernes, agosto 08, 2014

Alcalde (s) dice que ruta costera significaría "matar las playas"

Hoy podría reabrirse la Cuesta Caracoles de Tomé.
El alcalde subrogante de Tomé, Osvaldo Arenas, ante los problemas de la Cuesta Caracoles afirmó que la solución ideal sería una ruta costera, pero también se abren otras opciones como "un baipás interior, un mejoramiento de la Cuesta Caracoles".

Arenas añadió que según lo conversado con la Dirección de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas, hacer una ruta costera entre Tomé y Lirquén sería extremadamente cara, porque implicaría grandes cortes en los cerros para generar una calzada de 50 metros de ancho, para una doble calzada con doble pista, "entonces eso significaría matar las playas y cortar el cerro", según comentó.

La ruta costera podría tener un costo cercano a un millón de dólares el kilómetro, según el director de carrera del área construcción de Inacap, Bernardo Santander, por lo que considerando que entre Tomé y Lirquén hay 11 kilómetros, esta ruta tendría un costo cercano a los 11 millones de dólares.

Sin embargo, el secretario regional ministerial de Obras Públicas, René Carvajal, recordó que Cuesta Caracoles ya no es tuición del MOP, sino de la Municipalidad de Tomé, luego de una petición en tal sentido que realizara el ex alcalde Eduardo Aguilera.

El alcalde subrogante señaló que se está en conversaciones con el MOP para que sea esta entidad la que vuelva a tener la tuición de esta ruta, de modo que pueda realizar las inversiones necesarias para su mejoramiento.

Zorro fue internado para su rehabilitación en Coliumo

En el Centro de Conservación y Rehabilitación para Fauna Silvestre Ñacurutú ubicado en Coliumo, fue ingresado un zorro derivado desde el C...