lunes, mayo 26, 2014

¿Hasta cuándo tendremos accidentes en la Cuesta Caracoles de Tomé?

Camión volcado esta mañana. Fotografía Twitter de @RNE_791
Esta mañana un camión cargado con leche volcó en la Cuesta Caracoles, en la misma curva donde en el verano del año pasado se precipitó al vacío un bus con hinchas de Deportes O´Higgins, dejando a 16 jóvenes muertos.

Afortundamente, en esta ocasión, sólo resultaron con heridas el chofer del camión identificado con las iniciales A.M.A.G de 37 años,  que se dirigía hasta Tomé.El accidente obligó a Carabineros a realizar desvíos para mantener el tránsito, mientras se realizaban los trabajos para volver al camión a su posición normal y despejar la calzada.

Sin embargo, este nuevo accidente vuelve a motivar la preocupación de la comunidad tomecina, que se pregunta ¿hasta cuándo tendremos accidentes en la Cuesta Caracoles?.

Las evaluaciones que hace la comunidad, a raíz del gravísimo accidente del año pasado y de los reiterados problemas que produce esta Cuesta Caracoles, es que la solución vial que se ejecutó en la década pasada, que consideró construir una variante de dos pistas por el lado del mar, con sólo un sentido de tránsito, dejando la cuesta antigua con tránsito unidireccional de bajada hacia Tomé, fue un lamentable error.

Hasta hoy se considera que la mejor solución habría sido la construcción de la Ruta Costera, que tiene un trazado de sólo 9 kilómetros entre Tomé y Lirquén, que habría permitido acordar en forma notable el tiempo de viaje hacia Concepción y, lo que es más importante, con mayor seguridad en el tránsito.

Además, las externalidades positivas de este proyecto de Ruta Costera habrían sido mucho mayores que mantener la ruta por la cuesta, ya que habrían significado incorporar cerca de 4 kilómetros de playas al turismo comunal, beneficiando a las comunas de Penco y Tomé, posibilitando un desarrollo inmobiliario y turístico de gran importancia para la zona.

La idea de Ruta Costera, según expresó la alcaldesa Ivonne Rivas, debería ser evaluada este año a nivel de anteproyecto de ingeniería por el Ministerio de Obras Públicas, por un compromiso que tomó el año pasado el Gobierno Regional con la comuna.

Al respecto el consejero regional Edmundo Salas, recordó que a fines de la década de 1990 el MOP realizó un anteproyecto de esta Ruta Costera Tomé-Lirquén, por lo que al menos existen los antecedentes previos para volver a evaluar el proyecto.

Luego de más de una década, es posible que la tecnología y los avances técnicos hayan significado que el costo de construir esta ruta sean menores que en el pasado y que finalmente se supere el riesgo que hasta hoy significa la Cuesta Caracoles.

Niños aprenden estrategias de innovación y emprendimiento

En Tomé concluye en febrero, primera etapa del proyecto: Aprende, Crece y Emprende, iniciativa que benefició a alumnos del área urbana y r...