lunes, mayo 06, 2019

Hay 22 remanentes de bosques de queule en Tomé y Penco

Un total de 22 remanentes de bosques de queule registrados en las comunas de Penco y Tomé tiene Conaf, aclaró ese organismo, ante la noticia de un nuevo hallazgo de este árbol endémico y en peligro de extinción. Se trata de un catastro que realizó la Corporación Nacional Forestal, pero que es una información que se mantiene en reserva, precisamente para proteger estos pequeños bosques, ya que existe un preocupación por su estado de conservación.

Roberto Francesconi, presidente de la Coordinadora Regional del Medio Ambiente, una ONG ambientalista de la zona, aseguró que desde el año pasado están trabajando junto a Conaf y el dueño del predio donde se encontró este último remanente, en a búsqueda de financiamiento que permita al propietario mantener estos árboles.

El queule está protegido como monumento natural desde el año 1995 indicó Javier Ramírez, director regional subrogante de Conaf, debido a que se encuentra en peligro grave de conservación. 

La mayor amenaza para este árbol son los incendios forestales y en menor medida la tala ilegal, ya que es utilizado incluso como leña. También tiene dificultades para propagarse y reproducirse naturalmente, ya que las personas recolectan sus frutos, que son comestibles, y los utilizan en diversas preparaciones, incluyendo mermeladas.

Zorro fue internado para su rehabilitación en Coliumo

En el Centro de Conservación y Rehabilitación para Fauna Silvestre Ñacurutú ubicado en Coliumo, fue ingresado un zorro derivado desde el C...