jueves, octubre 19, 2017

Gobierno entrega casa a damnificada por incendios forestales en Lloicura

En enero pasado el sector rural de Lloicura en Tomé sufrió la destrucción de casas, siembras y bosques a causa del gigantesco incendio forestal que afectó con violencia a la Región de Biobío.

 Una de las víctimas del siniestro fue Olga Fernandez Rivero de 67 años, quien perdió su hogar en el trágico verano de 2017. Y peor aún, su vivienda ya había colapsado debido al terremoto y tsunami del 27 F de 2010.

 A 9 meses de la tragedia la mujer, que vive junto a su hermano, volvió a sonreír ya que recibió las llaves de su nueva casa junto a otras tres familias del sector. En un simbólico desayuno encabezado por el Seremi de Vivienda y Urbanismo de Biobío, Jaime Arévalo, y el alcalde de Tomé, Eduardo Aguilera, las familias realizaron el tradicional corte de cinta junto a las autoridades inaugurando las primeras 4 viviendas de reconstrucción de incendios forestales en la comuna

 “Esta vivienda que hoy estamos inaugurando tiene sobre 74 metros cuadrados construidos con características arquitectónicas que son vinculantes con el entorno donde se emplaza y que además fue elegida por la propia señora Olga de acuerdo a sus necesidades. De esta manera vamos tejiendo y acercándonos a una política habitacional mucho más cercana a la gente sin perder los aspectos identitarios que son tan relevantes en estas zonas. Señalar que tenemos un 98% de las viviendas de reconstrucción en régimen lo que nos tiene bastante satisfechos reconociendo también el trabajo coordinado que hemos tenido con el gobierno local avanzando en forma más rápida y expedita en estos proyectos a pesar de las complejidades que significa construir en las zonas rurales. Finalmente decir que estamos cumpliendo el compromiso de la Presidenta Bachelet con los afectados por los incendios forestales construyendo viviendas que están por sobre las casas que estamos acostumbrados a entregar y la respuesta que damos es coherente con los sueños y anhelos de las familias con un gobierno que integra y genera mayor equidad social en nuestro país”, afirmó la máxima autoridad de la cartera de Vivienda y Urbanismo, Jaime Arévalo.

 La vivienda tiene  una superficie de  74 metros cuadrados, de madera. Considera estar comedor, baño con cerámico completo, cocina con cerámico a media altura y tres dormitorios. El abastecimiento de agua de la casa es por puntera existente mediante estanque de acumulación quedando habilitada con la totalidad de los servicios, incluyendo calefón.

 “El día del incendio fue muy triste porque nos sacaron antes que se quemara todo y cuando volvimos ya no había nada. Después comenzamos a ir a varias reuniones y mostraban los modelos de casas y yo elegí esta vivienda que ha toda mi familia le gustó. Estoy  muy contenta por todos los que hicieron posible mi nueva casa y ahora no lloro de pena, lloro de alegría”, manifestó emocionada la beneficiaria Olga Fernández.

Las cuatro casas inauguradas en Tomé  tuvieron una  inversión de 80 millones de pesos.  Otras 11 viviendas se encuentran en pleno régimen. En La Región de Biobío se están atendiendo a 189 familias cuyas casas fueron arrasadas por el fuego y 48 viviendas de reconstrucción ya están terminadas.

Niños aprenden estrategias de innovación y emprendimiento

En Tomé concluye en febrero, primera etapa del proyecto: Aprende, Crece y Emprende, iniciativa que benefició a alumnos del área urbana y r...