viernes, julio 12, 2019

Aprueban Fondo Ambiental para proteger relicto en Tomé

Foto tomada de Facebook "Colectivo Buena Tela"
Un proyecto del Fondo Protección Ambiental 2019, Concurso Gestión Ambiental Local, fue aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente para mejorar la calidad de hábitat de un relicto de bosque nativo degradado con presencia de especies amenazadas, ubicado en el límite comunal entre Penco y Tomé.

El proyecto es ejecutado por la organización cultural "Colectivo Buena Tela de Tomé" cuyo coordinador es Camilo Hernández, ingeniero, magíster en Ciencias Forestales (c), del Laboratorio Ecología de Paisaje, Facultad Ciencias Forestales Universidad de Concepción

Como apoyo técnico están Silvana Campos, licenciada en Conservación de Recursos Naturales, Laboratorio Ecología de Paisaje, Facultad Ciencias Forestales Universidad de Concepción. El monitor ambiental es Pablo Neira, Ingeniero en Biotecnología Vegetal, director ONG Rebrota. 

Como organismos asociados están la Municipalidad de Tomé, la Universidad de Concepción a través de la Facultad Ciencias Forestales Universidad de Concepción (Cristian Echeverría, Director Laboratorio Ecología de Paisaje) y la ONG Rebrota.

Camilo Hernández explicó que "existe un área de alto valor de conservación donde concurren diferentes especies de flora nativa y endémica, además de dos especies arbóreas con problemas de conservación, Pitao (Pitavia punctata) y queule (Gomortega keule). No obstante, el sitio se encuentra muy degradado y sujeto a las presiones de la matriz forestales circundante. Dicha área ha sido mantenida hasta ahora exclusivamente con recursos de la propietaria, optando por conservar en vez de explotar. En dicho contexto y en el marco del Fondo de Protección Ambiental adjudicado, se pretende eliminar especies exóticas invasoras, principalmente retamilla y pino, trazar un sendero interpretativo y autoguiado, enriquecer el bosque degradado mediante reforestación con especies nativas y finalmente llevar a cabo acciones de educación ambiental en torno al bosque nativo allí existente".

Explicó que "un relicto de bosque nativo corresponde a aquél que queda como vestigio de algún tipo vegetacional que alguna vez (cientos/miles de años atrás) fue extenso en una zona determinada y que en el presente sólo existe en lugares puntuales. Todo aquel bosque que actualmente existe desde sur del río Maule hasta el norte del río Imperial (La Araucanía) por la costa, es un "bosque remanente" que producto del cambio del uso del suelo y la expansión de de las plantaciones forestales a partir de la década de los 70' quedó relegado a ciertos lugares puntuales. Por lo tanto este bosquete de 11 hectáreas donde se ejecuta el proyecto corresponde a un remanente de bosque nativo, sin embargo, el título con el cual se postuló al fondo fue "relicto".

Hernández añadió que "el predio es de 20 hectáreas y 11 de bosque nativo es una propiedad privada. Los propietarios llevan más de una década conservando este predio porque entienden la importancia que posee el bosque nativo por sobre otro uso del suelo".

 "El predio ha estado abierto para la comunidad desde hace varios años. Antes de este proyecto ha recibido la visita de diferentes colegios, carreras universitarios y particulares que se han interesado en conocer el lugar. El predio está dividido en dos partes, una, que tiene un uso intensivo, quincho para asados, paintball, y la construcción de futuras piscinas. La otra parte esta netamente destinada a conservación del bosque nativo. los propietarios lo proyectan en el futuro cercano como un lugar de turismo rural/ecoturismo. El proyecto también contempla actividades de educación ambiental, ya hemos realizado talleres de propagación de flora nativa y visitas guiadas en conjunto con la Municipalidad de Tomé".


Organizaciones de Caleta Coliumo se capacitaron en cambio climático, gastronomía y turismo

En una ceremonia efectuada hoy en Caleta Coliumo, región del Biobío, se dio por finalizado el programa de capacitación “Fortalecimiento y ...